La primitiva muralla del Madrid musulmán

Trazado aproximado del primitivo Madrid Musulmán (siglo X)

Trazado aproximado del primitivo Madrid Musulmán (siglo X)

En la muralla del Madrid musulmán, elemento segundo e integrador de los 5 elementos que conformaban la primitiva ciudad islámica, lo que más llama la atención es la perfecta adaptación de su trazado a la orografía del terreno, aprovechando de ese modo las defensas naturales del emplazamiento de Madrid.

El primitivo Mayrit musulmán se asentaba en la cima de una colina flanqueada por barrancos, con una única zona más accesible, por la que discurre la actual Calle de Carlos III que une la Plaza de Oriente con la Plaza de Isabel II.

Las otras 3 vertientes de este primitivo Madrid las formaban sendos escarpes pronunciados:

  1. La actual Cuesta de San Vicente;
  2. La terraza del Manzanares, sobre lo que se asentaba el alcázar (segundo elemento); y
  3. La actual Calle de Segovia, último de los barrancos en salvarse con un viaducto para evitarlo.

El trazado aproximado de la muralla islámica de Madrid era el siguiente:

Un lienzo de la muralla, cuyo emplazamiento exacto es difícil de precisar, marcaba el límite Norte del pequeño recinto amurallado, cuyo núcleo principal era el alcázar defensivo que, probablemente, ocupaba la actual Plaza de la Armería y parte de la Calle de Bailén y de la Plaza de Oriente.

Después, la muralla islámica se extendía desde la Plaza de Oriente por la Calle de Bailén para bordear la almudayna y la medina (tercer elemento) y en su inicio, posiblemente, se abría la Puerta de la Sagra. Luego trazaba un ángulo recto y continuaba por la actual Calle del Factor, que ocupó su espacio cuando fue derruida siglos más tarde.

En la actual Calle Mayor se abría la Puerta de la Mezquita, nombrada así por su proximidad a la primitiva Mezquita Mayor (cuarto elemento), y allí la muralla trazaba otro ángulo recto para descender a la Puerta de la Vega. Estos restos, excavados en 1985, son los de mayor dimensión en la actualidad y se encuentran en el Parque Emir Mohamed I.

Desde aquí, mediante cuestas se remontaba el barranco de la Calle de Segovia y la muralla subía hasta el alcázar cerrando así el antiguo recinto amurallado musulmán que podía abarcar 8 ó 9 hectáreas a las que habría que añadir los 2 pequeños arrabales (quinto elemento):

  1. Artesano y mercantil uno, más concentrado, al otro lado del barranco de la Calle de Segovia y
  2. Campesino el otro, más disperso, en las cercanías de la Cuesta de San Vicente.



No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para más información).

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: