http://www.pongamosquehablodemadrid.com/wp-content/uploads/2016/07/permiteles-que-participen-en-las-tareas-de-alimentacion-nutricion-sin-mas-1.jpg

Enseñando a los jóvenes a tener buenos hábitos alimenticios

Comer frutas y verduras es muy beneficioso para los niños | Nutrición sin más

Comer frutas y verduras es muy beneficioso para los niños | Nutrición sin más

Son muchos los motivos por los que una gran cantidad de niños atraviesan un período en el que los caprichos gobiernan su forma de comer y por el que se niegan a probar nuevos alimentos y comer otros más frecuentes. Para todos los padres que observan en sus niños este problema de ‘caprichos’, hemos hecho una lista a partir de estudios científicos que han permitido ‘convencer’ a niños y jóvenes sobre como alimentarse mejor para crecer más sanos y fuertes.

En el transcurso de los primeros años de vida, la educación que se obtiene sobre la alimentación es uno de los temas de mayor importancia para el correcto desarrollo de los niños, ya que durante este período se asientan las bases de la alimentación que luego consolidarán durante la adolescencia y por supuesto, durante la adultez.

Si quieres enseñarle algo a alguien: ¡da ejemplo!

Lo primero que debes hacer para lograr la meta, es convertirte en el modelo a seguir para tus niños. Al igual que en la naturaleza, los más pequeños suelen imitar las acciones y actitudes de sus progenitores, y sucede exactamente lo mismo con la alimentación: ¿has visto en televisión como los cachorros de león aprenden al ver a sus padres cazar y comer?

Investigaciones realizadas  con respecto a este tema en aquellos padres que aumentaron el consumo de frutas y verduras se observó una tasa de éxito mayor en el momento de conseguir que sus hijos imitaran su comportamiento, ¡así es! ¡Los hijos también comieron más frutas y verduras!

Lo mismo pasó cuando se experimentó la presentación de alimentos nuevos, los hijos imitaron a sus padres también. Del mismo modo, tenemos que señalar que la regla se repite cuando los niños ven a sus amigos comer, cuando los niños se observan entre sí comiendo, es probable que alguno termine imitando al otro, ¡por ello incentiva al que coma de forma más saludable!

La mañana es el mejor momento para brindarles un desayuno saludable, pues estarán dispuestos a comer con más ganas.

A nadie le gusta hacer las cosas por obligación

Comer frutas y verduras es muy beneficioso para los niños | Nutrición sin más

Comer frutas y verduras es muy beneficioso para los niños | Nutrición sin más

Son muchas las ocasiones en las que intentamos alimentar a los niños cuando no tienen deseos de comer. ¿Cuál es el resultado de esto? Un sermón, luego la molestia y seguramente un castigo.

Aunque es posible pensar que los niños podrían aprovecharse del momento para no comer el pescado o los granos, la realidad es que en ocasiones el motivo real es que no tienen hambre. Diversos estudios científicos afirman que las personas que son obligadas a consumir alimentos, comerán menos.

Y es usual conocer historias de adolescentes y adultos que llevan recuerdos consigo sobre el odio de algún alimento después de haber sido obligados a su consumo durante la infancia.

Ellos tomarán un alimento nuevo cuando está al lado de uno de sus alimentos favoritos

Si tu hijo también es neófobo y rechaza los alimentos nuevos, también existe solución. Los expertos en el tema han comprobado que presentar un alimento nuevo junto con un alimento favorito, tendrá una influencia positiva y será mucho más probable que lo consuma.

Y aunque suene raro, después que un niño ha probado una verdura endulzada o aderezada, será mucho más probable que la consuma luego con su sabor natural.

La variedad es mejor que la cantidad

Existe una correlación entre las verduras, las variedades de frutas que los padres ofrecen a sus hijos y su aceptación por parte de los hijos. Algunos especialistas señalan que mientras mayor sea el porcentaje de verduras y frutas a disposición del niño, menor será la posibilidad de que este se niegue a consumirlas.

Otra importante observación es que mientras mayor sea el número de veces que se le presenta un alimento nuevo al niño, será más probable que en algún momento termine consumiéndolo.

Pero siempre ten en cuenta estas 3 cosas:

  1. Intenta presentarle solo un alimento nuevo cada vez.
  2. Estimula al niño con juegos educativos, así podrás despertar algún interés hacia estos nuevos alimentos.
  3. Nunca los obligues a probar la comida.

Permíteles que participen en las tareas de alimentación

De esta forma puedes motivarlos a tener y aprender buenos hábitos alimenticios. Dales la oportunidad de tener responsabilidades sobre las tareas vinculadas a la alimentación, como la realización de la lista de compras, la preparación del almuerzo para el colegio o la merienda, que te acompañe al supermercado y cualquier otra actividad que se te ocurra.

Son muchos los estudios que afirman que los niños que ayudan con el cultivo y recolección de frutas y verduras en la casa, consumirán más de estos alimentos.

Utilizar la imaginación

¡Colócale sobrenombres a los platos!: ‘habichuelas mágicas’, ‘superzanahorias’, ‘espinacas de Popeye’

¡Deja andar a tu imaginación! ¡Será divertido para todos!

Enseñar a tu hijo sobre los buenos hábitos alimentarios, te permitirá asegurar su futuro y mientras más utilices tu imaginación más efectivos serán los resultados, ¿quieres intentarlo?




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para más información).

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: