http://www.pongamosquehablodemadrid.com/wp-content/uploads/2016/09/plaza-de-la-villa-desde-la-calle-mayor-madrid-de-los-austrias-centro-madrid.jpg

Plaza de la Villa | Centro | Madrid de los Austrias

Plaza de la Villa | Plano de Pedro Texeira (1656) con la desaparecida iglesia de San Salvador | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Plaza de la Villa | Plano de Pedro Texeira (1656) con la desaparecida iglesia de San Salvador | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Se encuentra en el casco histórico de la ciudad de Madrid junto a la calle Mayor, que conforma su cara norte, en la zona conocida como Madrid de los Austrias. En la Plaza de la Villa nacen 3 pequeñas calles, correspondientes al primitivo trazado medieval de la Villa y Corte: la calle del Codo al este, la calle del Cordón al sur y la calle de Madrid, que compite con la calle de Rompelanzas en ser la más estrecha, al oeste.

La Plaza de la Villa fue mercado feriado y uno de los principales núcleos del Madrid medieval, dada su ubicación equidistante entre la puerta de Guadalajara y la puerta de la Vega, 2 de los accesos más importantes a la villa durante la Edad Media. Entonces era conocida como Plaza de San Salvador, por la iglesia del mismo nombre en cuyo pórtico se realizaban las sesiones del concejo madrileño, como hoy recuerda  una estela  en el edificio que ocupa el lugar donde se levantaba el templo, derruido en el siglo XIX por inminente ruina.

La Plaza de la Villa adoptó su actual denominación en el siglo XV, cuando el rey Enrique IV de Castilla otorgó a Madrid el título de Noble y Leal Villa por concederle tropas para continuar la Guerra de Granada que había comenzado su padre, Juan II de Castilla, y concluyó su hermana y sucesora, Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de su esposo, Fernando II de Aragón, cuyo abuelo, Fernando I de Aragón, también había guerreado contra el reino nazarí, tomando su sobrenombre más conocido, de Antequera, tras la toma de aquella importante plaza granadina.

Edificios y monumentos de la Plaza de la Villa de Madrid

La Plaza de la Villa está circundada por 3 edificios históricos y en su centro se encuentra una escultura a don Álvaro de Bazán:

  1. Torre y Casa de los Lujanes
  2. Casa-Palacio de Cisneros
  3. Casa de la Villa

Torre y Casa de los Lujanes

Plaza de la Villa | Torre y Casa de los Lujanes | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Plaza de la Villa | Torre y Casa de los Lujanes | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

En el lado oriental de la plaza de la Villa, estos 2 edificios, construidos en la segunda mitad del siglo XV en estilo gótico-mudéjar, son los más antiguos, entre los de carácter civil, que se conservan actualmente en Madrid.

Según cuenta una muy popular leyenda, en la Torre de los Lujanes estuvo alojado el rey Francisco I de Francia, tras ser hecho prisionero en la batalla de Pavía en 1525. En la actualidad acoge la sede de la Sociedad Madrileña de Amigos del País.

Por su parte, la Casa de los Lujanes es sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Casa-Palacio de Cisneros

Plaza de la Villa | Casa de Cisneros y pasaje voladizo de la calle de Madrid | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Plaza de la Villa | Casa de Cisneros y pasaje voladizo de la calle de Madrid | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Fue construida en estilo plateresco en el año 1537, a instancias de Benito Ximénez de Cisneros, sobrino del cardenal Cisneros, de quien toma su nombre.

La fachada que da a la Plaza de la Villa se alzó a principios del siglo XX, cuando el Ayuntamiento de Madrid adquirió la propiedad del palacio para integrarlo dentro de las dependencias de la Casa de la Villa. La remodelación, realizada en consonancia con las trazas originales, corrió a cargo del arquitecto Luis Bellido y González, a quien se debe también el pasaje voladizo que une la Casa de Cisneros con la Casa de la Villa. La fachada que da a la calle de Sacramento, que inicialmente era la principal, es la que reúne los mayores valores histórico-artísticos, ya que apenas fue modificada durante la reforma.

Según la tradición, la Casa de Cisneros sirvió de prisión a Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Allí nació el político Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones, y el general Ramón María Narváez murió en este palacio.

Casa de la Villa

Plaza de la Villa | Casa de la Villa con vueltaa la calle Mayor | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Plaza de la Villa | Casa de la Villa con vueltaa la calle Mayor | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Ocupa el antiguo solar de las casas del Marqués de Vallecerrato, don Juan de Acuña, presidente de los Consejos de Hacienda, Indias y Castilla sucesivamente, hasta su muerte en 1615, cuando  son adquiridas por el concejo madrileño para sus reuniones que, como queda dicho, se reunía en la cercana iglesia de San Salvador. Su acondicionamiento y reforma se prolongó hasta su inauguración en 1692. Desde entonces y hasta 2007 fue sede del Ayuntamiento de Madrid.

La construcción de la Casa de la Villa comenzó en 1645, a partir de un proyecto de Juan Gómez de Mora, el mismo arquitecto de la Plaza Mayor, y terminó en 1693. La galería de columnas toscanas de la fachada que da a la calle Mayor es obra más moderna de Juan de Villanueva, el principal representante del Neoclasicimo madrileño.

Monumento a don Álvaro de Bazán

Plaza de la Villa | Monumento a don Álvaro de Bazán | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

Plaza de la Villa | Monumento a don Álvaro de Bazán | Madrid de los Austrias | Centro | Madrid

En 1888. con motivo del 3er centenario de su muerte, el Ayuntamiento de Madrid aprobó levantar un monumento en memoria de Álvaro de Bazán y Guzmán, marqués de Santa Cruz y capitán general de la Mar Océana y gentes de guerra de Portugal, primero en utilizar la infantería de marina para realizar operaciones anfibias. Se inauguró a finales de 1891 y desde entonces figura en el centro de la Plaza de la Villa de Madrid.

Mariano Benlliure es el autor de la estatua de bronce, donde el marino aparece pisando una bandera turca, vestido con media armadura y banda de capitán general sobre su pecho, apoyando la mano izquierda sobre el pomo de su espada y portando en la derecha una bengala de general.

En el frontal del pedestal, obra del arquitecto Miguel Aguado, aunque también participó el escultor, podemos leer los versos que Lope de Vega y Carpio, ‘Fénix de los Ingenios’, le dedicó tras su muerte en 1588:

«El fiero turco en Lepanto,
en la Tercera el francés,
y en todo mar el inglés,
tuvieron de verme espanto.
Rey servido y patria honrada
dirán mejor quién he sido
por la cruz de mi apellido
y con la cruz de mi espada.»

Vídeo | ‘Plaza de la Villa, una de las plazas más antiguas de Madrid (España)’ | Cicerone Plus




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para más información).

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: