No te desanimes con el texto egipcio | Jean-François Champollion

No te desanimes con el texto egipcio | Champollion

«No te desanimes con el texto egipcio. Este es el momento para aplicar el precepto de Horacio. Una letra te llevará a una palabra, una palabra a una frase y una frase a todo el resto. Ya que todo está más o menos contenido en una simple letra. Continúa trabajando hasta que puedas ver tu trabajo por ti mismo.»

Jean-François Champollion

(Figeac, Francia, 23 de diciembre de 1790 – París, Francia, 4 de marzo de 1832)

Arqueólogo, historiador, filólogo, lingüista, egiptólogo y revolucionario.

No te desanimes con el texto egipcio | Champollion

Piedra de Rosetta | The British Museum | Londres | Reino Unido

Piedra de Rosetta | The British Museum | Londres | Reino Unido

Conocido como Champollion el Joven (‘Champollion le Jeune’), fue un niño prodigio en estudio de las lenguas antiguas y modernas. Así, a los 12 años, ya estudiaba latín, griego, hebreo, árabe, siríaco y caldeo. Más tarde, a los 16 años, estudió por su cuenta copto, italiano, inglés y alemán.

Asimismo, en 1809 se doctoró en Historia Antigua por la Universidad de Grenoble, donde también ejerció de profesor. Y, en 1830, obtuvo la cátedra de Historia y Arqueología Egipcia, creada de forma específica para él por el Collège de France de París.

Champollion está considerado el padre de la Egiptología porque consiguió descifrar la escritura jeroglífica a la cual dedicó muchos años de estudio. Fue en 1822 y gracias al estudio de la Piedra de Rosetta. Un fragmento de una antigua estela egipcia de granodiorita o basalto negro. Y que estaba inscrita en 3 escrituras distintas:

  1. Jeroglíficos egipcios, en los 14 renglones superiores.
  2. Escritura demótica, en los 32 renglones de la zona central.
  3. Y en griego antiguo, en los 54 renglones de la parte inferior.

Así, identificó en ella grupos de signos reunidos dentro de unos anillos (‘cartuchos’). Además dedujo que este relieve tipográfico era digno del nombre de los faraones. Y comprobó que estaban casi a la altura en que estos eran mencionados en el texto en griego. Por último, obtuvo el código con 2 de los más famosos nombres de faraones: Ptolomeo y Cleopatra.

En la frase de hoy, ‘No te desanimes con el texto egipcio…’, recordamos a este gran investigador que nos abrió las puertas del antiguo Egipto. Y en ella nos habla de la fuerza y el tesón necesarios para llevar adelante lo que proponemos




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para más información).

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: