Detrás de un patriota hay siempre un comerciante | José Bergamín

Detrás de un patriota | José Bergamín

«Detrás de un patriota hay siempre un comerciante.»

José Bergamín

Abogado, intelectual, ensayista, escritor, poeta y dramaturgo.

Detrás de un patriota | José Bergamín

El madrileño José Bergamín Gutierrez fue una persona de gran viveza intelectual y creadora. Así como un individualista generoso y agrupador que mostró una temprana inquietud cultural. Y a lo largo de su vida adquirió una amplia cultura literaria.

Sus primeros artículos aparecieron en la revista Índice que dirigía Juan Ramón Jiménez Asimismo, Bergamín fue contertulio del Café Pombo, colaborador de La Gaceta Literaria y fundador y director de la revista Cruz y Raya. Además, está  considerado como el principal discípulo de Miguel de Unamuno. Y uno de los mejores ensayistas en castellano del siglo XX

Su obra se enmarca dentro de las propuestas estéticas de la Generación del 27. Ya que ese año participó en los actos de homenaje a Luis de Góngora en el Ateneo de Sevilla. Aunque el prefería llamarla Generación de la República.

Durante la Guerra Civil Española presidió la Alianza de Intelectuales Antifascistas. Además, en 1937, presidió el 2º Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura celebrado en Valencia. Asimismo, ejerció de agregado cultural de la embajada española en París. Y en ese puesto encargó a Pablo Picasso el Guernica para la Exposición Internacional de París de ese mismo año.

Tras la derrota de la Segunda República Española, José Bergamín se exilió en Sudámerica. Primero en México donde fundo la revista La España Peregrina y la Editorial Séneca. Además de estrenar 3 obras teatrales de gran compromiso político y social.

Más tarde pasó a Venezuela, para reunirse con su hermano Rafael Bergamín, también exiliado. Y después a Uruguay donde estreno otras 2 piezas de teatro. Por último, en los años 50 volvió a Francia donde su obra adquirió un carácter existencialista.

Republicano hasta el final

Aunque regresó a España en 1958, fue expulsado en 1963 por sus relaciones con la oposición a la larga y cruel dictadura franquista. Y volvió de forma definitiva en 1970. Republicano hasta la médula, se convirtió en disidente del proceso político de la Transición. Así escribirá: “mi mundo no es de este reino”.

José Bergamín murió en Fuenterrabia en 1983.

Hoy recordamos a José Bergamín en PqHdM con la frase ‘Detrás de un patriota hay siempre un comerciante’ en el 123 aniversario de su nacimiento.




No hay comentarios

Añadir más

Deja tu opinión | ¡Nos interesa!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para más información).

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: